Las hemorroides son dilataciones varicosas de las ramas de los plexos hemorroides que se encuentran normalmente en el conducto anal. Se presenta en el 75% de la población y suelen aparecer a partir de los 25 años de edad.

Causas

Existen muchas causas entre las que mayor influencia tienen son los factores genéticos, la ausencia de válvulas en el sistema venoso del ano, la posición erecta del ser humano, y estados que provocan mayor presión en los plexos venoso como el estreñimiento, esfuerzo en la defecación, diarreas, tumores abdominales, embarazo, tumores pélvicos.

Tipos

Las hemorroides localizadas en la piel en el borde anal son las hemorroides externas y la enfermedad entidad más frecuente es la trombosis hemorroidal que es la ruptura de una vena y la formación del coagulo dentro de esta lo que ocasiona mucho dolor. Las que se localizan dentro del conducto anal son hemorroides internas y según el grado de crecimiento de estas pueden o no sobresalir a través del orificio anal.

Manifestaciones

hemorroides

El cuadro clínico de una trombosis hemorroidal es una masa dolorosa y sensible a la palpación, de inicio súbito. Las internas se manifiestan como hemorragia rectal, sangre fresca que mancha el papel, puede manchar el inodoro y hasta provocar chorro de sangre en el momento de la evacuación. En ocasiones es tan intensa que provoca anemia.

Diagnostico

La inspección y exploración digital son esenciales en todas las evaluaciones de hemorroides externas. Cuando se trata de hemorroides internas es indispensable la visualización de estas a través de un rectoscopio o un rectosigmoidoscopio. Además debe realizarse exámenes de laboratorio para determinar la presencia de anemia y no esta demás una colonoscopia completa para descartar cualquier tumor u otra causa de sangrado en el resto del intestino grueso.

Tratamiento

El tratamiento de una trombosis hemorroidal en su presentación aguda es la extracción de coagulo para aliviar el dolor y promover el efecto anti inflamatorio.

En el caso de hemorroides internas el tratamiento esta determinado por el grado de hemorroides que presenta. En estadios tempranos el tratamiento medico a base de ablandadores de materia fecal asociado a dietas ricas en fibra y libre de irritantes asociados a medicamentos flavonoides que desinflaman el ano y disminuyen los episodios de sangrado es suficiente.

En estados intermedios el tratamiento ya debe ser intervencionista a través de soluciones que se aplican a las hemorroides o escleroterapia, o ligadura de hemorroides a través de bandas elásticas que las  estrangulan, O finalmente la aplicación de rayos infrarrojos a nivel del origen de los vasos hemorroidales. Son procedimientos de consultorio que NO PROVOCAN DOLOR. Es estadios avanzados el tratamiento es quirúrgico, los avances médicos permiten hoy en día cirugías sin dolor y completamente ambulatorias.

También puede interesarle: Fisuras