La manometria anal prueba ayuda a medir la tensión del esfínter anal y la sensibilidad y el funcionamiento del recto.

¿Qué es y para qué sirve?

Es la exploración de elección para evaluar la función anorrectal, sobre todo en casos de estreñimiento, incontinencia o dolor anal de origen desconocido (más abajo se describen sus indicaciones).manometria anal

Consiste en la medición de presiones dentro del ano y recto, tanto en reposo como durante la continencia o defecación. Además nos permite evaluar otros parámetros como la sensibilidad y distensibilidad rectal, reflejos rectoanales, capacidad expulsiva, etc.

¿Se puede sustituir por otras pruebas?

Generalmente no, ya que aunque pueden ser necesarias otras pruebas para el correcto estudio de estas enfermedades (enema opaco, colonoscopia, ecografía endonanal, etc), la información que se obtiene con la manometría no puede sustituirse por ninguna otra exploración.

¿Cómo se realiza?. ¿Cuánto dura?

Con el paciente tumbado de lado en una camilla, se coloca una pequeña sonda de plástico flexible de unos 3 a 4 mm de diámetro, con un balón de látex desinflado en la punta. Esta se coloca unos 10 cms por vía rectal, impregnada con un poco de vaselina y en algunos casos con un poco de lubricante anestésico.

La prueba dura unos 15 a 20 minutos, según los casos. Durante esta se miden distintos parámetros (se describen en esta página, un poco más abajo).

Tras acabar el estudio, el médico suele realizar un tacto rectal, que completará la información de la manometría (el tacto nunca se realiza antes, porque puede alterar los valores del complejo esfínteriano anal).

¿Es dolorosa?. ¿Qué riesgos tiene?

Esta exploración no es dolorosa, tan solo puede notarse un poco de tenesmo en algún momento del estudio (ganas de defecar), pero este suele ser transitorio y poco intenso.

Esta exploración carece de riesgos relevantes, siendo el sangrado anal y la perforación rectal complicaciones excepcionales.

¿Qué preparación necesita el paciente antes de la exploración?

No precisa ayunas ni suspensión de medicación ni preparación intestinal con dieta ni laxantes. Solo en aquellos casos en los que existe un estreñimiento manifiesto, se aconseja poner un enema unas horas antes de la exploración.

¿Después de la prueba se puede realizar una actividad normal?

Una vez realizada la prueba puede volver a su actividad normal sin ningún problema.

Parámetros que valora la Manometría anorrectal:

  • Musculo liso (esfinter anal interno): longitud, tono, simetría y actividad en reposo.
  • Músculo estriado (esfínter anal externo y músculo puborrectal): fuerza continente y simetría.
  • Reflejos rectoanales: excitatorio e inhibitorio.
  • Sensibilidad rectal: umbral, primera necesidad defecatoria, urgencia defecatoria y máximo volúmen tolerable.
  • Acomodación o distensibilidad rectal.
  • Maniobra defecatoria y capacidad expulsiva del balón.

Principales indicaciones de la Manometría anorrectal:

  • Estreñimiento de posible origen distal (dificultad expulsiva y falta de necesidad defecatoria)
  • Incontinencia anal.
  • Dolor anal de origen incierto (no orgánico).
  • Fisura anal.
  • Cirugía anorrectal (valorar función antes y después de ésta).
  • Megacolon (Hirschsprung y adquirido)
  • Patología del suelo pélvico.

También puede interesarle: Rectosigmoidoscopia